EL Rincón de Yanka

inicio








viernes, 28 de julio de 2017

LEYES DE MURPHY IX



LEYES DE MURPHY IX

  • Es más fácil entrar que salirse de cualquier cosa.
  • Los que viven más cerca son los últimos en llegar.
  • Si te dan dos órdenes opuesta, obedece las dos.
  • Si existe la posibilidad de que varias cosas vayan mal, la que cause más perjuicios será la única que vaya mal.
  • En cualquier trabajo con un grupo de gente, ésta será más dispersa de lo originalmente esperado. (Ley de Lee).
  • Decir que una persona no es más que un conjunto de células, equivale a decir que las obras de Shakespeare, son simplemente un conjunto de letras.
  • Si un programa es útil, deberá ser modificado.
  • Una falla no aparecerá hasta que la unidad haya aprobado la revisión final.
  • Las oportunidades siempre aparecen en el momento más inoportuno.
  • Si finalmente puedes sacar la pieza, la tienda de recambios habrá terminado su stock (ley sobre las reparaciones de coches).
  • La probabilidad de que un animal doméstico se ponga histérico es proporcional a la cantidad e importancia de los invitados.
  • Todo empleado asciende en la empresa hasta que alcanza el puesto de absoluto incompetente.
  • El soldador es un dispositivo que obstinadamente se volverá hacia el lado donde es seguro que algo se queme.
  • El teléfono suena cuando estás en el rellano intentando abrir la puerta. Cuando al fin llegas al aparato, deja de sonar.
  • No hay nada tan inevitable, como un error cuando es su hora. (Ley de Tussman).
  • No hay ningún trabajo tan sencillo, que no se pueda hacer mal. (Ley de Perrusell).
  • Cualquier pacto que hagas con tu marido para repartiros el trabajo de la casa hará que su parte sea más pequeña. (Quinta ley de Murphy para las esposas).
  • Sólo cuando estás mojado en la ducha, te das cuenta de que no tienes toalla.
  • Si permites que alguien se ponga delante de ti, los dos iréis al mismo lugar y otro coche se estacionará en el último lugar disponible. (Ley de Athena sobre la cortesía al volante).
  • No importa qué tan bien realice su trabajo, un superior buscará modificar los resultados.
  • Si usted cambia de hilera, la que acaba de dejar comenzará a moverse más aprisa que en la que usted se encuentra ahora.
  • Nadie puede arreglárselas solo.
  • Todos los relojes son sumergibles: que funcionen después de la inmersión es otro tema.
  • Murphy era un optimista
  • Si coges una bicicleta, da igual que dirección tomes o de qué manera la uses; siempre irás cuesta arriba y contra el viento.
  • Si acabas de encender un cigarro, aparece el camarero con la comida.
  • La probabilidad de salir con la chica que te gusta es directamente proporcional al sentimiento de repudia que te tiene.
  • En los trabajos en grupo siempre algo irá mal, y, por supuesto, la culpa ha sido tuya.
  • Sobre cualquier superficie horizontal, se acumulan rápidamente superficies verticales.
  • La probabilidad de que un gato se coma su cena no guarda ninguna relación con el precio de la comida que se le ofrece.
  • Las tuercas sobrantes nunca ajustan con los tornillos sobrantes.
  • Llegue a la hora que llegue, siempre habrá más gente en la cola.
  • Las probabilidades de que se te escape un sonoro pedo es directamente proporcional al número de personas con las que te encuentres reunido.
  • Si algo no puede fallar, fallará.
  • La suma de la inteligencia en el planeta permanece constante; no obstante, la población sigue creciendo.
  • La complejidad de un programa crece hasta que excede la capacidad del programador que debe mantenerlo.
  • Si parece fácil, es duro. Y si parece duro, esta malditamente cerca de lo imposible.
  • ¿Cómo se echa el limón a la merluza?. Muy sencillo: Se tapan los ojos con la rodaja de pescado y después se espachurra el limón apuntando en cualquier dirección.
  • Si te has quedado rezagado, la única manera de recuperar tu posición es batir el récord de velocidad, durante la carrera.
  • Un comité es la única forma de vida con doce estómagos y ningún cerebro.

jueves, 27 de julio de 2017

🎈 DE EGOS Y PARÁMOS: YO, YO, YO Y LUEGO YO

DE EGOS Y PARÁMOS 🎈

"No hay más que un poder: 
la conciencia al servicio de la justicia. 
No hay más que una gloria: 
el genio al servicio de la verdad". 
Victor Hugo




Dividir, enfrentar, mentir, tergiversar la historia o arrimarse a quienes hacen de los anti-valores su bandera con tal de conseguir el poder, es un error mayúsculo que puede llegar a costar sangre, sudor y lágrimas, como tantas veces ha demostrado la historia. Es posicionarse del lado de una suma de intereses contrarios a los intereses de cualquier persona sensata y también contrarios al ideal de Ser Humano, cuya inclinación natural es sentir, amar, razonar, participar, cooperar, crear... vivir en paz. Intereses que atentan contra principios como la libertad, la justicia o la dignidad de las personas, a cuya sombra intentan medrar, mientras propinan un hachazo tras otro al propio árbol que les cobija.

Su alocada carrera hacia el estrellato es el resultado de anhelos personales corrompidos, opuestos al Bien Común, egoístas, espurios y a veces hasta inconfesables. Es el resultado de cálculos fríos, estadísticas y suma matemática de posibilidades para alcanzar, al precio que sea, lo que ellos consideran la cima del mundo, cuando en realidad no es sino la cúspide de su necedad. Da igual que se trate de un trono, un cetro, una corona, la presidencia del gobierno o la de la república; una mitra, un palio, la vara de mando, la batuta, el sillón del jefe, el silbato, un megáfono o la llave de la despensa... Los individuos que consideran el poder como un fin en sí mismo están cortados por un idéntico patrón: yo, yo, yo y luego yo. Es la hipertrofia del ego, la sublimación del egoísmo, la exaltación de lo propio frente a lo ajeno, cuyo clímax se alcanza con la obtención del mando supremo. Nada importa y todo vale con tal de conseguirlo, pues carecen de los límites auto-impuestos por la generosidad, el sentido del deber, la responsabilidad o la vocación de servicio, que es lo que hace e hizo grandes a los grandes nombres que jalonan la historia y a los que tanto debe nuestra civilización.

"Para quienes ambicionan el poder, no existe una vía media entre la cumbre y el precipicio", decía Tácito. Y es que al final, en lugar de poseer un gran imperio, con harta frecuencia terminan gobernando sobre un páramo, un erial, un lodazal o un montón de cenizas: en su ofuscación aún no han entendido que la serenidad de muchos y las permanentes concesiones de otros en aras de ese querer vivir en paz, tienen una elasticidad limitada, porque al final todas las cuerdas terminan por romperse cuando se estiran más allá de un determinado punto.






ÉTICA DEL SUPREMO EGOÍSMO


DEL BIEN COMÚN AL INTERÉS GENERAL


BIEN PÚBLICO, BIEN COMÚN Y VOLUNTAD GENERAL


VOLUNTAD GENERAL VS. BIEN COMÚN


DESORGANIZACIÓN ÉTICA DE LA SOCIEDAD


LEYES DE MURPHY VIII



LEYES DE MURPHY VIII

  • Cuando tu equipo de fútbol compra una estrella, se eclipsa. Cuando tu equipo vende un segunda fila, se convierte en figura.
  • Después de haber estacionado en el quinto lugar, encontrarás sitio para dos coches justamente delante del edificio donde vas.
  • No hay mujer que pueda entrar en una gran superficie comprando únicamente lo que quería comprar.
  • Todo es según el cristal que no ponen para que miremos a través de él.

  • Toda excursión es cuesta arriba, contra el viento, con lluvia, frío e incomodidades.
  • Los planes más sofisticados nunca funcionan. El resto de planes, tampoco.
  • Toda constante varía.
  • Si se te cae una chincheta al suelo, no pierdas el tiempo en buscarla, porque no la encontrarás. Simplemente descálzate un pie y pisa con fuerza, al azar, cualquier punto de la habitación, no importa lo grande que sea. La encontrarás al instante.
  • Casi todo es más fácil empezar que acabar.
  • Cualquier cosa es posible si usted no sabe de qué está hablando.
  • Ante cualquier situación, compórtate como si fuera normal. (Primera regla de actuación).
  • En la naturaleza nada es siempre correcto. En consecuencia, si todo fuera bien ... algo estaria equivocado.
  • Si quieres que algo te salga bien, no se lo digas a nadie.
  • No hay momento más adecuado que ahora mismo para aplazar lo que no quieres hacer.
  • Todo el mundo que trabaja tiene un plan que no funcionará.
  • Para descubrir a un experto, escoge a aquel que dice que el trabajo será más largo y costará más.
  • Las pantallas que funcionan perfectamente (?) en las horas normales de trabajo, se estropearán cuando las uses por la noche para tus negocios particulares. (Segunda ley de la murphylogia de la oficina).
  • La duración de un minuto depende del lado de la puerta del cuarto de baño en que te encuentres.
  • Nunca puedes hacer sólo una cosa.
  • Ninguna vida humana, ninguna propiedad y ninguna libertad están seguras mientras se puede legislar.
  • Si para hacer una asignatura que le apetece mucho, necesita estudiar otra previamente, esta última sólo se ofrecerá durante el cuatrimestre siguiente a la deseada.
  • La distancia a la puerta de embarque es inversamente proporcional al tiempo que se dispone para no perder el vuelo.
  • Ningún experimento es nunca un completo fracaso, puede servir como un mal ejemplo.
  • Si un programa no es útil, deberá ser documentado.
  • Ningun experimento es un completo fracaso, siempre puede servir como un mal ejemplo. (EL FACTOR DE INUTILIDAD).
  • Ningún problema verdadero tiene solución.
  • Cualquier programa tiende a expandirse hasta llenar toda la memoria disponible.
  • De entre miles de títulos en bolsa, comprarás las acciones de una empresa que se va a la quiebra.
  • La causa principal de los problemas son las soluciones anteriores.
  • Un programa hace lo que le dices, no lo que quieres que haga.
  • Ningún programa es tan fácil como parece.
  • No creas en milagros, ampárate en ellos.
  • Cualquier programa acabado es obsoleto antes de ejecutarse por primera vez en un ordenador.
  • Cuanto más cuesta una cosa, más lejos la tienes que enviar cuando se estropea.
  • Te evitarás problemas innecesarios si no quemas tus puentes hasta después de haber pasado por ellos. (ley de la anticipación negativa).
  • Esté en el rincón en que esté, el perro (ó el gato) siempre estará en el lugar más inoportuno.
  • Todo aparato eléctrico está diseñado para proteger a su fusible.
  • No hay tráfico, a menos que tengas que girar a la izquierda.
  • Si en un gran aparcamiento solo quedan dos coches, el otro impedirá que el tuyo pueda salir.
  • Nunca se sabe quien tiene razón, pero se sabe quien manda.